Cómo saber si mi piel es adecuada para la Depilación Láser…

Piel adecuada para depilación laser

El mejor caso de piel que se puede dar para una optima realización del tratamiento de la depilación permanente con láser, sería una piel prácticamente transparente y un folículo piloso lo más oscuro posible. Este caso no suele ser el más habitual, por lo general una de las 2 partes no se cumple, o bien tenemos una piel oscura o un vello demasiado claro.

Hay que tener en cuenta que la energía del láser variará según el grosor de la piel que vamos a tratar. Es importante hacer referencia a la profundidad del folículo piloso, que varía según la persona y la zona a tratar.

Por último se tiene en cuenta la fase en la que se encuentre el vello. El laser actúa mejor en la fase anágena. En esta fase el vello es mucho más grueso y el porcentaje de este tipo de pelo en nuestro cuerpo es desgraciadamente bastante bajo.

La primera vez que acudes a un centro para hacerte la depilación láserhas de tener en cuenta que deben realizar un estudio de tu piel y tu vello, para así poder decirte cual es tu tipo de piel El sistema que se utiliza, es una tabla de clasificación llamada “clasificación de Fitzpatrick” que se basa en el color de la piel y la reacción al sol entre otros factores. Los tipos de piel se dividen del I al IV de la siguiente forma:

•    TIPO I: Piel blanca que se quema con facilidad y nunca se broncea.
•    TIPO II: Piel blanca que se quema con facilidad y rara vez se broncea.
•    TIPO III: Piel ligeramente morena que se quema moderadamente y se broncea gradualmente.
•    TIPO IV: Piel morena que se quema mínimamente y se broncea bien.
•    TIPO V: Piel muy morena que difícilmente se quema y se broncea intensamente.
•    TIPO VI: Piel negra que nunca se quema.

Una vez realizada esta valoración, se puede calibrar la intensidad del láser para así no dañar nuestra piel, ya que es posible controlar la luz que recibirá nuestra piel. Después de realizar este paso, los expertos también deberán tener en cuenta el tono de nuestro vello para así poder utilizar el tipo de laser que vaya más acorde con nuestra clasificación de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *