La adicción al bronceado

La adicción al tostado, también llamada tanorexia, es la condición por la cual una persona tiene la necesidad de estar y sentirse siempre bronceada, es decir que en forma obsesiva desea conseguir un color de piel más negro, ya sea o bien tomando sol al aire libre o también en cabinas de rayos ultravioleta, que casi nunca pueden lograr un color con el cual estén conformes porque creen tener siempre un tono inferior al que en realidad tienen. 

El estudio de esta condición es bastante nuevo dentro de la comunidad médica. En el año 2005, un equipo de dermatólogos fue el responsable de publicar un estudio en el que se demostraba que las personas que sufrían tanorexia experimentaban una pérdida del control de sus límites similar a la que se podía dar en otras adicciones como el tabaquismo o el alcoholismo. Las experiencias bioquímicas de un estudio hecho en 2007, señalaron que la adicción al tostado se produce por la liberación de opioides y de endorfinas al mismo tiempo que se toma el sol. 

Los sujetos analizados en dicho estudio que se broncearon en gran medida, al interrumpir el período presentaron un síndrome grave de incontinencia, en tanto que aquellos que tomaron sol en cantidades moderadas no experimentaron ningún cambio para destacar. En otro estudio en el año 2013 se pudieron confirmar estos datos. Los casos más graves de la tanorexia pueden producir resultados secundarios bastante nocivos por ejemplo el cáncer de piel. Esto se debe a la sobreexposición de rayos ultravioleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *